lunes, 5 de octubre de 2015

Siempre cerca


Harta de las infidelidades de su marido, Martha, que lo amaba obsesivamente, no quería otra cosa que encontrar la manera de poderlo controlar y tenerlo siempre cerca. Después de semanas de indagaciones fue a dar hasta Jesús María, en Aguascalientes, donde un "brujo de lujo" le dio una pócima infalible que pondría punto final a su triste situación: así, su amado esposo, quedó convertido en tarántula. Desde entonces lo lleva a todas partes encerrado en una cajita para que no se escape ni aterrorice a nadie. Se ha hecho costumbre, mientras conduce su coche, sacarlo y acariciarlo cariñosamente. Por las noches, ya metida en su cama, con un beso deshace el hechizo y hacen el amor apasionadamente. Satisfecha Martha, antes de dormir, lo regresa a su arácnida condición con dos besos llenos de ternura.

El avión


Un impulso sentimental y verdaderamente absurdo la llevó a visitar a su hermana camino al aeropuerto. Tenía más de tres años de no verla, y bien el encuentro podía seguir aplazándose, pero el repentino afecto la hizo desviar su camino a pesar de saber que comprometía su llegada a la terminal. Los aviones suelen ser puntuales, le habían dicho. La visita se alargó entre abrazos, últimas despedidas y recomendaciones. El taxista aceptó el reto de volar literalmente para tratar de llegar a tiempo. Muy satisfecho, pero ignorando que era demasiado tarde, la dejó en el aeropuerto. El vuelo había cerrado sólo siete minutos antes. 
La encargada hizo arreglos para que pudiera viajar en el siguiente vuelo bajo la advertencia de que debía esperar cerca de tres horas y cambiar de aerolínea. Ella aceptó sin chistar. 
Justo cuando estaba por abordar, la sala de espera estaba inusualmente repleta. Ni un asiento disponible. La gente que la rodeaba hablaba en voz tan alta de tal manera que así se enteró de que el avión perdido jamás despegó. Estaba demorado. Los pasajeros que habían llegado a tiempo seguían esperando mientras ella se sentaba cómodamente y se abrochaba el cinturón de seguridad, satisfecha de saber que, en menos de dos horas, estaría acostada en su cama.

Epílogo


El capitán anunció por el altavoz que habría ligera turbulencia y que para Michelle, una de las sobrecargos, sería su último vuelo, pues un embarazo de dos meses le demandaba permanecer en tierra. Todos los pasajeros prorrumpieron en aplausos. No haber tenido que pagar otro boleto, bien vale esto, pensó.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

El editor


El autor se extendió tanto en sus descripciones que su editor no llegó al final. Su propio fin lo sorprendió antes.

lunes, 17 de agosto de 2015

Craso error

Ella deseaba intensamente que él se le acercara, era tan guapo. Finalmente lo hizo y, de inmediato quiso saber: Do you speak english? Oui, respondió ella. Él asintió con una mueca reconociendo la segunda lengua mientras se levantaba y le daba la espalda. ¿Hice algo mal?, le preguntó a su amiga que la acompañaba.    

lunes, 3 de agosto de 2015

Thriller

Tu voz y tú:

       un enigma.



Ne me quitte pas

Ne me quitte pas 
Il faut oublier 
Tout peut s'oublier 
Qui s'enfuit déjà, 
Oublier le temps 
Des malentendus 
Et le temps perdu 
A savoir comment 
Oublier ces heures 
Qui tuaient parfois 
A coups de pourquoi 
Le cœur du bonheur 
Ne me quitte pas (4)

Moi je t'offrirai 
Des perles de pluie 
Venues de pays 
Où il ne pleut pas 
Je creuserai la terre 
Jusqu'après ma mort 
Pour couvrir ton corps 
D'or et de lumière 
Je ferai un domaine 
Où l'amour sera roi 
Où l'amour sera loi 
Où tu seras reine 
Ne me quitte pas (4)

Ne me quitte pas 
Je t'inventerai 
Des mots insensés 
Que tu comprendras 
Je te parlerai 
De ces amants là 
Qui ont vu deux fois 
Leurs cœurs s'embraser 

Je te raconterai 
L'histoire de ce roi 
Mort de n'avoir pas 
Pu te rencontrer 
Ne me quitte pas (4)

On a vu souvent 
Rejaillir le feu 
de l´ancien volcan 
Qu'on croyait trop vieux 
Il est paraît-il 
Des terres brûlées 
Donnant plus de blé 
Qu'un meilleur avril, 
Et quand vient le soir 
Pour qu'un ciel flamboie 
Le rouge et le noir 
Ne s'épousent-ils pas 
Ne me quitte pas (4) 

Ne me quitte pas 
Je ne vais plus pleurer 
Je ne vais plus parler 
Je me cacherai là 
A te regarder 
Danser et sourire 
Et à t'écouter 
Chanter et puis rire 
Laisse-moi devenir 
L'ombre de ton ombre 
L'ombre de ta main 
L'ombre de ton chien 
mais, 
Ne me quitte pas (4)